Solicita tu mediación

Cuando eres parte del problema, formas parte de la solución

Mediante un método no adversarial y voluntario de gestión de conflictos que surgen en los procesos de separación y divorcio, la mediación familiar es una forma alternativa de resolución de conflictos.

¿Por qué contratar a un mediador/a?

Cuanto antes mejor. Es común que los adolescentes lleguen a consulta cuando
el conflicto o problema adquiere un nivel de gravedad alto. En ocasiones, debido
al hermetismo que a veces muestran los adolescentes, es difícil para los padres
darse cuenta de que su hijo no está bien y sólo pueden darse cuenta de ello
cuando el problema ya ha avanzado mucho. Es importante que, en cuanto los
padres se den cuenta, acudan a terapia.

El proceso de mediación familiar

La mediación familiar se rige por los siguientes principios:

  • El poder de la mediación lo ejercen las propias partes
  • Neutralidad del mediador familiar
  • Confidencialidad durante el proceso de mediación
Ver la infelicidad que causan los problemas de relación mal llevados me empujó a estudiar Psicología, pero sobretodo a especializarme profesionalmente como terapeuta familiar, de adolescentes, de pareja y familia.
Mónica Jaume
Psicologa familiar

Puedes dejarnos tu consulta